¿Qué es estar o quedar en Pampa y la vía?

estar-quedar-en-Pampa-y-la-vía-300x201.jpg

“Estar o quedar en Pampa y la vía” es una frase muy popular en Argentina para explicar que la persona se encuentra o se ha quedado sin nada de dinero. Se la puede encontrar inclusive en letras de tangos y milongas.

Si alguien se expresa de esta manera, no queda dudas para sus interlocutores que dicho individuo está pasando por un momento en el que no tiene el dinero ni siquiera para vivir.

Como una paradoja con respecto a la diversión que se supone que son los juegos de azar, este dicho surge de la situación a la que se puede arribar quien no se controla y lo apuesta todo.

Clase: frase coloquial formada por un infinitivo de primera conjugación (estar/quedar); una preposición (en); un nombre propio (Pampa); una conjunción copulativa (y); un artículo definido femenino singular (la); un sustantivo común (vía).



Definición de estar o quedar en Pampa y la vía

En cuanto a la definición de “estar o quedar en Pampa y la vía” significa que alguien ha quedado en la ruina económico financiera o que no tiene ni un peso (“mango”). Esta expresión coloquial propia de los porteños (habitantes de la ciudad autónoma de Buenos Aires), nació hacia principios del siglo XX y se fue ampliando por toda la Argentina. Es utilizada todavía por personas mayores cuando tienen algún traspié económico o se han quedado sin el dinero que necesitan para vivir. Es allí que se está o alguien se quedó en Pampa y la vía.

Esta frase se basa en hechos reales de la ciudad de Buenos Aires. Concretamente Pampa y la vía es una esquina del barrio de Belgrano, donde se cruza la calle La Pampa, que nace en la Avenida Costanera Rafael Obligado y finaliza en Avenida de los Constituyentes 4101 y que tomó ese nombre en 1893, con las vías del ferrocarril Mitre, cerca de la estación Belgrano C.

Y el origen de esta frase se remonta justamente a esa esquina y lo que sucedía allí.

Todo se inicia con el viaje al Hipódromo de Belgrano, que se encontraba en avenida del Libertador entre las calles Monroe y Congreso. Para ir hacia él se tomaba el “Tranway” o tranvía por el cual se pagaba un boleto de ida y vuelta de 10 centavos.

Era común que muchos de los que habían ido a jugar no acertaran ninguna carrera y no tuvieran siquiera los 10 centavos para tomar el tranvía para volverse a su casa.

A partir de aquí existen dos versiones: una de ellas es que esto nació de un apostador sin nada de dinero, que en esa esquina pedía ser llevado hacia su casa gritando su condición de arruinado explicitando el significado literal de: “estar en Pampa y la vía”.

Otra versión, la más aceptada es que el Hipódromo decidió inaugurar un servicio gratuito de tranvías que hacía la ida y vuelta desde las barrancas de Belgrano hasta el Hipódromo. De ese modo, quien no tenía ni un centavo para volverse, llegaba hasta allí, por un servicio de cortesía para llevarlos a un lugar más poblado. Pero si no conseguía quién lo acercara no tenía más opción que “estar o quedar en Pampa y la vía”.

La diferencia de los verbos en su uso es que con uno se está diciendo que se está en la miseria y con el otro, que algo ha sucedido que ha dejado a la persona en esa situación.



Sinónimos de estar o quedar en Pampa y la vía

No tener un peso en el bolsillo; estar tirado (Argentina).

Ejemplos de uso y frases

“Para estar o quedar en Pampa y la vía se debe tener una actitud poco cuidadosa con el dinero o con las inversiones”. Se refiere en este caso a las causas.

 “Por haber creído demasiado en sus socios, se quedó en Pampa y la vía”. En este ejemplo, se usa con el sentido de alguien estafado. La expresión está conjugada.

“El hombre dice estar o quedar en Pampa y la vía desde que el único dinero que tenía ahorrado se lo quedó ‘el corralito del 2001’”. Aquí, se aplica a una situación económica argentina en donde los bancos se quedaron con los ahorros de sus clientes.