¿Qué es pensamiento crítico?

pensamiento crítico

La palabra pensamiento se origina en el latín. Deriva de penso, pensas, pensare, pensavi, pensatum (ver pensamiento).

El término crítico también procede del latín. Proviene de criticus, critica, criticum que en la medicina, se utilizaba para referirse a un enfermo grave, mientras que para la filología criticus tiene el significado de un juez relacionado con labores espirituales. Este vocablo está tomado del griego κριτικός, κριτική, κριτικόν(pr. kritikós, kritiké, kritikón) con el concepto de relativo al juicio o capaz de juzgar.

Clase: locución formada por un sustantivo, masculino, singular (pensamiento) y un adjetivo, masculino, singular (crítico).



Definición de pensamiento crítico

Puede considerarse como la definición de esta frase el procedimiento por el cual se utiliza la inteligencia y el conocimiento para alcanzar la perspectiva más justificada y razonable sobre alguna cuestión. Es aquel que analiza todo conocimiento que se ha adquirido, lo evalúa para tener la certeza de si es válido, creíble, cierto o simplemente hay que descartarlo por inválido o falso.

Por eso el pensamiento crítico es un proceso cognitivo que analiza la estructura y solidez en que se van articulando las secuencias cognitivas que representan e interpretan el mundo, esencialmente refiriéndose a afirmaciones u opiniones que habitualmente en la vida diaria se consideran y se aceptan como verdaderas.

Quien es capaz de usar este tipo de herramienta es quien piensa por sí mismo, no aceptando ideas, ideologías u opiniones de los demás aun siendo dichas y aceptadas por la mayoría de las personas. Por lo tanto es quien conoce y ha profundizado en los argumentos a favor y en contra sobre un tema y ha decidido al respecto con referencia a lo que es aceptable o no, verdadero o falso, correcto e incorrecto, entre otras opciones.

Así se considera que este tipo de pensamiento es objetivo y personal llevando a quien lo practica a profundas crisis de sus propias creencias y prejuicios confrontándolo a ellos. Por supuesto que ser crítico en cuanto al pensar no implica enfrentarse a todo y a todos, contrariando caprichosamente lo que exponen y creen los demás. Sino que exige ser una persona humilde, tenaz, precavida y exigente en cuando a reconocer los aportes de los otros, su postura, pero siempre desde la propia libertad y apertura.

Debido a que el pensamiento crítico es una habilidad que todo ser humano puede desarrollar, volviendo a la persona más analítica y desarrollando capacidades tales como la intuición, la creatividad, la razón, la lógica, etc.

Desde el punto de vista teórico para lograr ser un pensador crítico se debería desarrollar:

-la actitud de un pensador crítico.

-el reconocimiento de las barreras y los prejuicios cognitivos (expresiones que se usan para la descripción de alteraciones en la mente que son medianamente difíciles de eliminar llevando a una distorsión de la percepción, cognitiva y a un juicio impreciso.

-la identificación y caracterización de los argumentos.

-la evaluación de las fuentes de información.

-la evaluación directa de los argumentos.



Ejemplos de uso y frases

“Le han especificado a los estudiantes que el programa va a ayudarles a desarrollar el pensamiento crítico para tomar decisiones en cuanto a objetivos y planes futuros”. Se refiere en este caso a la enseñanza que favorece este tipo de procedimiento.

“Gracias a un enfoque cuidadoso para conseguir un pensamiento crítico puede plantear preguntas consistentes y profundas”. Aquí, se señala una posible aplicación práctica.

“Se considera que los nuevos desafíos de la salud pública exige que los profesionales de esa área tengan una amplia capacidad de pensamiento crítico”. En este ejemplo, se usa con el sentido de objetivo para profesionales.