¿Qué es pasar una noche toledana?

pasar una noche toledana

“Pasar una noche toledana” no es estar en vela recorriendo la hermosa ciudad de Toledo, precisamente. Es quedarse en vela, sin poder dormir pero debido a sobresaltos, molestias o disgustos.

Clase: frase popular formada por un verbo de la primera conjugación en infinitivo (pasar); un artículo indeterminado femenino singular (una); un sustantivo femenino singular (noche) y un adjetivo femenino singular (toledana).



Definición de pasar una noche toledana

La definición de “pasar una noche toledana” frase coloquial propia de España es en la que una persona se la pasa sin dormir por incomodidad, disgusto, molestia o sobresaltos.

Esta expresión tiene un significado más bien peyorativo para dejar en claro que se ha pasado una verdadera noche de terror, sea por los ruidos de un vecino, el llanto de un bebé, alguna comida que no ha caído bien, alguna preocupación obsesiva. Aunque también se puede utilizar para referirse al agobiante calor que existe en esa ciudad.

Tanto uno como otro concepto se basan en el origen de este dicho, que tiene varias versiones.pasar una noche toledana

La primera se vincula con un hecho histórico conocido como la Jornada del foso de Toledo, ocurrida hacia el siglo VIII, y recogida por las crónicas de los siglos XVI  y XVII. Aunque hay quienes sostienen que este hecho en realidad ha sido una leyenda preislámica. De una u otra forma lo que se cuenta es que en el barrio llamado “Montichel”, actual Paseo de San Cristóbal, ocurrió uno de los sucesos más sangrientos de la historia toledana.

En el año 797, el emir Alhakén I, gobernaba la España musulmana Toledo si bien respondía al emir, tenía su propia autonomía e independencia. Esto llevó a que decidiera terminar con esto. Para ello mandó como nuevo gobernador de Toledo a Amrus ben Yusuf, según algunas versiones Ambroz. Este, invitó a las personas más ricas e influyentes de la ciudad a un banquete que realizó en su palacio. Pero fue allí que a medida que los invitados iban entrando, se los degollaba, cayendo sus cabezas en un foso que se había cavado para tal fin.

Otras fuentes sostienen que en realidad Amrus era el padre de Yusuf (Jusuf-ben-Amru, según algunas versiones), quien había sido ejecutado por los nobles de la ciudad cuando fuegobernador, debido a sus excesos. Fue así que el propio Amrus le pidió al califa que le dejara gobernar Toledo para enmendar el nombre de su familia. El califa aceptó y se dice que Amrus gobernó por un tiempo con mesura y justicia, ganándose la confianza de los nobles. Por eso cuando los invitó a su palacio a un banquete todos fueron confiados y allí los mandó a degollar para vengar a su hijo.

La segunda versión es la del maestro Gonzalo Correas Iñigo (1571-1631), en su “Vocabulario de Refranes y Frases Proverbiales” del siglo XVII, donde explica que esta frase nace de las mozas toledanas que, en la Noche de San Juan, se quedaban a partir de las doce en la calle y sin dormir, creyendo que se casarían con el muchacho cuyo nombre fuera el primero que escucharan.  Correas sostiene que esto lo hacían las mozas necias y de allí surgió lo de noche toledana como mala noche, por el desvelo que pasaban.

Sin embargo, la explicación más creíble es la de  Sebastián Covarrubias y Orozco (1539-1613), quien en el “Tesoro de la lengua castellana” sostiene que esta expresión se debe a los mosquitos que trae el Tajo al pasar por Toledo y que no dejan dormir en verano, especialmente a los forasteros que no toman recaudos por desconocer el tema.



Ejemplos de uso y frases

“Llegó a la oficina con ojeras y cansada diciendo que la bebé le hizo pasar una noche toledana”. Se refiere en este caso a un problema con un niño.

“Pasó una noche toledana con casi 38º de temperatura y sin luz”. En este ejemplo, se usa con el sentido de mucho calor. La frase está conjugada.

“Con la fogata de San Juan que se ha preparado en la calle frente a su casa, sabe que va a pasar una noche toledana”. Aquí, se aplica a bullicio.